29 enero 2006

¡¡Escapate ya!!

Perra vida esta que llevamos, siempre con prisas, llegando tarde a todas partes.

Hay días en que me gustaría dividirme en dos o incluso en tres para hacer lo que se me exige y digo exige porque si de mi dependiera en muchas ocasiones no haría nada en absoluto.

De vez en cuando hay que desconectar y regalase un fin de semana de relax y porque no tambíen de romanticismo y dedicar el tiempo a mimar y amar a tu pareja que a veces descuidamos un poco por culpa del ajetreo cotidiano que nos devora. (esto es lo más importante, por lo menos para mí)

Que todo sea perfecto, un lugar tranquilo, de trato agradable, con SPA, cerquita de casa para no perder el tiempo en largos desplazamientos. Busco y rebusco en la red, no creas que es tan facil , mucha paja y poco trigo.

Se acabó, lo dejo. desisto, pero..... un momento que es lo que ven mis ojos, imágenes celestiales, Hotel Colon resort & spa a tan solo 36 km. de Barcelona, en el pueblo marinero de Caldes Déstrac, a pie de playa, con agua termal y de mar en sus instalaciones.

No lo pensé, llamé por teléfono e hice la reserva, (hacer una reserva es casi como que te toque la lotería, cada vez que organizo una escapada sudor y lagrimas me cuesta encontrar hoteles con habitaciones libres y eso que dicen que hay crisis) hemos pasado dos días en el paraíso.

Un fin de semana frío de Enero en el que no ha parado de llover, el mejor tiempo para pasarlo en remojo dentro de un jacuzzi, nadando en la piscina de agua marina, en la sauna, reponiéndote después con deliciosas infusiones y calditos vegetales que te sirves tu mismo y que están a tu disposición en cualquier momento que te apetezcan, ya te digo, una maravilla.

Después de una deliciosa cena en el restaurante, se puede pasar a la confortable cafetería donde un pianista te endulza la velada con temas románticos de todos los tiempos y algún que otro toque de jazz puedes saborear alguno de sus numerosos cocteles y combinados, por ejemplo la caipiriña y el mojito.

El único inconveniente que tiene es que es un poco caro, pero que narices, una vez al año no hace daño.

No lo pienses más y regalaros mutuamente un soplo de relax y pasión.



1 comentarios:

RIL dijo...

Las mujeres y sus cosas. Lo del Hotel Colon me gusta y no es mala idea
relajarse un poco.